top of page

Aceite de argán, un multiusos de primera

El aceite de argán se obtiene de las semillas que albergan los frutos del argán, un árbol autóctono de Marruecos. Allí lo llaman "oro líquido" y se usa como ingrediente para cocinar y de belleza desde tiempos remotos. Hoy cada vez más firmas incluyen la versión cosmética de este aceite en sus productos de higiene y cuidado de la piel. Y algunas como Ejove lo comercializan en estado puro como producto multiusos. Te contamos todas sus propiedades.


Detalle del oro líquido de Marruecos, el aceite de argán de Ejove

El Aceite de Argán de Ejove es un producto rico en nutrientes, ácidos grasos esenciales y vitamina E que, aplicado sobre la piel, actúa como un eficaz tratamiento hidratante y preventivo de su envejecimiento.

Pero además de un poderoso tratamiento antiarrugas, ofrece también excepcionales propiedades protectoras y restauradoras de la piel.


Su capacidad para facilitar la producción de proteínas responsables de la cohesión celular contribuye a reforzar la piel y a mantener un nivel óptimo de hidratación. De ahí que suela utilizarse para calmar y reparar la piel lesionada por quemaduras, erupciones e irritaciones.


Aceite de Argán de Ejove

Es también muy eficaz para atenuar las estrías, fortalecer y proteger las uñas débiles y nutrir el cabello seco y estropeado, especialmente para reparar las puntas abiertas.


Además, este aceite de argán se fabrica en las Islas Canarias y no lleva colorantes ni perfumes sintéticos. Tampoco polietilenglicol, aceites minerales, parafina ni ingredientes animales. Y en su proceso de experimentación y prueba no se testa en animales.

Para sacarle el mejor partido, aplícalo después de la ducha sobre la piel seca. Haz un ligero masaje hasta que se absorba completamente.