¿Sabes diferenciar una crema natural de una ecológica?

Natural, orgánica, vegana, ecológica, bio... Cada vez más nos encontramos con estos calificativos en los cosméticos de las tiendas, y muchas veces creemos que es lo mismo. ¡Cuidado, no lo es! Hoy vamos a ver el caso concreto de la cosmética natural y la ecológica. Te decimos lo que significa cada término para que no te equivoques al comprar.

A nadie se le escapa que lo natural en cosmética es una tendencia al alza. Pero hay que tener cuidado, porque nos podemos encontrar que diferentes marcas de productos de higiene personal y cosméticos utilicen los términos “natural”, “ecológico”, "bio", etc. como reclamo publicitario.

Si bien hoy no encontramos en ningún país una definición oficial de lo que es cosmética natural, según la Guía de Cosmética Econatural para Profesionales elaborada por Vida Sana en colaboración de la Fundación Biodiversidad, sería aquella en la que la mayor parte de sus ingredientes son naturales o de origen natural (90% como mínimo), que no contiene compuestos químicos sobre los que existan dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o la salud de las personas y que utiliza procesos de transformación y elaboración respetuosos con el medio ambiente.

Esto último incluye el hecho de no estar testados en animales y evitar tecnologías controvertidas en su elaboración.

Se permiten, no obstante, según este documento, el uso de ingredientes de origen animal siempre que no sean "derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético".

Lo que diferenciaría, por lo tanto, un cosmético natural de uno ecológico es que en este último, los ingredientes activos (ya sean de origen animal o vegetal) cumplen el Reglamento CE 834/2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos. Es decir, si el cosmético contiene un porcentaje mínimo (alrededor del 95%) de ingredientes ecológicos certificados, se considera cosmética ecológica.

Según eso, los únicos cosméticos que nos garantizan que contienen ingredientes naturales o ecológicos y que están libres de sustancias peligrosas para nuestra salud y el medio ambiente son aquellos que han sido certificados bajo alguna de las normativas o sellos existentes en el mundo. Eso sí, hay muchos, tantos como certificadoras, asociaciones, fabricantes o grupos de fabricantes que se hayan interesado en crear sus propias normas y sellos certificadores.

ECOCERT, PRIMER ESTÁNDAR

En Europa, el primer organismo de certificación que desarrolló un estándar para los cosméticos naturales y ecológicos fue Ecocert en 2003. Para garantizar un producto cosmético respetuoso con el medio ambiente, Ecocert impone dos requisitos.

El primero, que use ingredientes que procedan de recursos renovables y transformados con procedimientos respetuosos con el medio ambiente (comprueba para ello que no haya transgénicos, parabenos, fenoxietanol, nanopartículas, silicona, PEG, perfumes y colorantes sintéticos ni ingredientes de origen animal salvo los naturales en sí mismos como leche, miel, etc., así como el carácter biodegradable o reciclable de los embalajes).

Y segundo, que se respete el umbral mínimo de ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica necesario para la certificación. En todos los casos un porcentaje mínimo del 95% de todos los ingredientes utilizados debe ser natural o de origen natural.

Aparte de eso, para obtener en concreto la etiqueta de "cosmética ecológica", Ecocert dice que un porcentaje mínimo del 95% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder la agricultura ecológica y un porcentaje mínimo del 10% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.

Mientras, para obtener la etiqueta de "cosmética natural", un porcentaje mínimo del 50% de los ingredientes vegetales procederá de la agricultura ecológica, y un porcentaje mínimo del 5% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.

Como ves, no es nada fácil a veces discernir si un producto que te venden como natural lo es de verdad, ni cuando la etiqueta muestra que es ecológico lo es realmente.

Por eso es muy importante que, antes de comprar un cosmético nuevo, te detengas un momento para leer el etiquetado y verifiques si los ingredientes son naturales o de origen natural, qué porcentaje lleva la fórmula de activos naturales y qué porcentaje de activos procedentes de la agricultura ecológica.

Ahí estará la clave. Y para mayor seguridad, si el producto en cuestión ya lleva incorporado un sello de certificación ecológica, al menos puedes presuponer que ha pasado por estrictos controles y auditorías de calidad que garantizan su origen.

Y si aún tienes dudas o quieres informarte más sobre la cosmética natural, lee esta entrevista a Laura Granados, responsable de bienestar de Spirit Skin Bar.

EL CASO DE LANUBA

En el caso concreto de los cosméticos Lanuba, todos sus productos han recibido la certificación del prestigioso sello alemán BDIH. Los criterios que emplea la firma merecedores de este sello son: uso de ingredientes vegetales como principios activos de los productos, utilización de conservantes naturales y responsabilidad con los animales al no testar en ellos.

Además, son cosméticos con ingredientes exclusivamente de origen natural producidos a partir de agricultura controlada y ecológica, como la fresa, el aloe vera o la granada, todos con importantes y contrastados beneficios para la piel.

En este sentido, sus fórmulas tienen una menor tasa de reacciones alérgicas que las químicas, en las que hay derivados del petróleo como los parabenos, colorantes, aromas o siliconas, entre otros.

Y para terminar, Lanuba utiliza un packaging sostenible que garantiza las propiedades de cada producto, como los envases de vidrio, totalmente reciclables. Al mismo tiempo prescinde de los envoltorios de cartón, a fin de proteger la vida de los bosques.

Estos son algunos de los productos que se lanzaron desde marzo de 2017. No te contamos más sobre ellos por el momento, pero síguenos y muy pronto los probaremos y te contaremos qué nos parecen.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Buscar por tags

  SÍGUENOS

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle

Cosmeticaenverde.com
Marta Bellmont - Madrid (España)

martabel@aprensamadrid.com